Iniciar Sesión / Compra de Revistas
Correo:
Contraseña:
¿Olvidastes tu contraseña?
¿Aún no tienes una cuenta? Suscríbete
Isla de Bonaire / Fotografía: Javier Mesa
  • 1
  • 2
  • 3

La isla de Bonaire

Alberto Blanco y Gaby Carías

 

Existe un número considerable de razones por las cuales visitar la isla de Bonaire. Se están dando a conocer como la “Isla verde del Caribe” por sus acciones conservacionistas, y modelo turístico ecológico. Sus aguas cristalinas son el lugar perfecto para disfrutar del paisaje submarino y practicar los deportes acuáticos. Su gastronomía, atención y alojamiento son impecables y altamente competitivos. Bonaire ofrece algo especial para cada tipo de persona y para todos los intereses, desde una travesía apacible y muy segura,  hasta actividades nocturnas muy movidas. Esta isla vecina a Venezuela es lo más cercano que existe al edén tropical.

 

DESCUBRIENDO  BONAIRE, la isla verde del Caribe


A tan sólo unos 90 Km de la costa oriental del estado Falcón de Venezuela al sur del Mar Caribe se encuentra la Isla de Bonaire, perteneciente a Holanda, con tan sólo 288 km² Bonaire es toda una potencia turística y un tesoro natural del Caribe. Gracias a la oficina de Turismo de Bonaire, Río Verde fue invitado a esta extraordinaria isla en la cual pasamos unos días explorando y descubriendo las maravillas naturales y turísticas que ofrece.


Un poco de historia


Los primeros habitantes de Bonaire fueron indígenas Arawak y Caiquetíos provenientes de Venezuela desde hace más de mil años. En el año de 1499 los españoles Alonso de Ojeda y Américo Vespucio dirigieron la expedición que invadió a Bonaire. Los indígenas que habitaban en la isla en ese entonces fueron esclavizados por los españoles y eran enviados a trabajar duramente en las minas de cobre situadas en la isla de la Española. El yugo español sobre Bonaire y sus habitantes locales duró casi 100 años. Luego los holandeses entre los años de 1634 y 1636 arrebataron a Bonaire, Curazao y Aruba de los españoles y así estas tres islas se convirtieron en una colonia holandesa. Durante las dos primeras décadas de 1800 los holandeses perdieron el control sobre Bonaire ya que durante estos años fue atacada y controlada por piratas ingleses y franceses. Los holandeses lograron tomar nuevamente el control sobre la isla en 1816. En 1954 las Antillas Holandesas que incluyen Bonaire, Curazao, Saba, San Eustatius y San Marteen y Aruba se convirtieron en territorio autónomo de los Países Bajos pero no fue sino hasta el 2010 que Bonaire se separa de las Antillas Holandesas y se convierte en un municipio de Holanda.


Actualmente Bonaire tiene una población aproximada de unos 17.000 habitantes, su mayor población es mulata (mezcla de indígenas y africanos) y existe una minoría europea descendiente de los holandeses. Su capital es Kralendijk que significa “arrecife de coral” se encuentra situada en la parte centro occidental de la isla. Sus idiomas oficiales son el papiamento y el holandés, pero también se habla inglés y español.


Geografía y naturaleza


Bonaire tiene una extensión de 288 km² y posee un clima de tipo árido y semi-árido tropical con una vegetación de ecosistemas xerofíticos dominada por especies espinosas como cujíes, cactus y cardones. También posee importantes extensiones cubiertas de manglares. Todas sus especies vegetales son las típicas adaptadas a ambientes altos en salinidad y alcalinidad. Es una isla prácticamente plana atravesada por senderos y caminos, al norte se presentan pequeñas elevaciones predominando el Cerro Brandaris con 240 metros de altitud. Cuenta con más de 15 lagunas o lagos (humedales) de aguas saladas en su interior.


En tan poca extensión Bonaire ofrece muchas maravillas naturales y biológicas, hasta el presente se han reportado unas 200 especies de aves entre especies residentes y migratorias. Su mayor atracción en cuanto a su avifauna son los flamencos (Phoenicopterus ruber), Bonaire alberga la  mayor población de esta especie de todo el Caribe, se calcula su población en más de 17.000 individuos, un verdadero espectáculo visual el poder disfrutar de estas hermosas y llamativas aves. Uno de los lugares más importantes dónde se agrupan los flamencos es el Lago Goto al norte de la isla. También Bonaire alberga una importante población de Cotorras Cabeciamarillas (Amazona barbadensis), especie que en Venezuela se encuentra en peligro de extinción. Muy cercana a la costa oeste de Bonaire se encuentra la isla de Klein, totalmente deshabitada, rodeada de playas y arrecifes, y constituye un sitio importante para el anidamiento de las tres especies de tortugas marinas que llegan a la isla a desovar. 


Otras de las especies icónicas y protegidas de Bonaire son las tres especies de tortugas marinas que llegan a Bonaire a anidar por todas sus playas, estas son: las tortugas Carey (Eretmochelys imbricata), Verde (Chelonia mydas) y Caguama (Caretta caretta). Pero sin duda alguna la mayor riqueza en biodiversidad de Bonaire se encuentra debajo del mar y en sus arrecifes de corales, su gran diversidad en vida marina es lo que hace de esta isla ser una joya del Caribe y del mundo entero.


Áreas protegidas y conservación


Bonaire aspira catalogarse como la “Isla verde del Caribe” y van por buen camino, ya están trabajando con muy buenos resultados en su cuota para la reducción de gases de efecto invernadero que producen el calentamiento global del Planeta. Su objetivo es llegar a cero emisiones de carbono asociados a las actividades turísticas en la isla y para lograr dicho objetivo ya se están adoptando varias formas de energías “verdes” alternativas, de igual manera se están desarrollando campañas comunicacionales que involucran a la comunidad local y a los visitantes para crear conciencia y sensibilidad en el tema de la conservación y sustentabilidad de la isla y de los beneficios que trae la reducción de los gases de efecto invernadero.


Bonaire se caracteriza por tener mucha conciencia ambiental, se puede decir que la isla está muy bien conservada. Su área de conservación más representativa que tiene una larga tradición es la preservación de su biodiversidad marina que se remonta desde 1961. El patrimonio subacuático está controlado por el Bonaire Marine Park. En Bonaire hay reglamentaciones que protegen toda la vida marina. Se ha prohibido la pesca con arpón, la extracción animal y el uso de anclas en sitios de buceos, sólo para nombrar unos pocos ejemplos. En 1979 se creó el Parque Marino de Bonaire y la Fundación de Parques Nacionales de las Antillas Holandesas (STINAPA) que es el ente encargado de la administración y la protección del Parque Marino y del Parque Nacional Washington Slagbaai que constituyen las dos áreas protegidas de la isla. Además de contar con estos dos Parques Nacionales, Bonaire cuenta con un sitio Ramsar (humedal de importancia internacional) que constituye un área prioritaria para la conservación de la vida marina, ya que es un sitio importante para la reproducción y alimentación de especies de aves marinas, tortugas y peces, sitio de descanso de aves migratorias y conservación de manglares.


Bonaire cuenta con importantes programas para la protección de su biodiversidad. En nuestro viaje en una entrevista con Ramón de León, quién es el que está a la cabeza de la Fundación STINAPA (www.stinapa.org), nos cuenta un poco de los trabajos que desarrollan. Además de ser los encargados de velar por la protección, administración y hacer cumplir las normas de los dos parques nacionales se encargan de impartir educación ambiental a la población local de la isla y de llevar a cabo algunos programas que han tenido mucho éxito, un ejemplo es el trabajo que han realizado con el control y erradicación de la especie invasora el pez león en sus aguas. En Bonaire se encuentran certificados 300 buzos que son los encargados de la extracción del pez león y los resultados que han tenido son sorprendentes, tanto que ya es muy difícil poder ver un pez león en Bonaire. Otro programa del que STINAPA se encarga en el monitoreo y conteo de la población de flamencos, la más importante de todo el Caribe. También cuentan con programas de conservación de Cotorras Cabeciamarillas, especie vulnerable a la extinción, y de las ocho especies de murciélagos que existen en Bonaire que representan los principales polinizadores de la isla.


Otro programa muy importante y también exitoso es el realizado por la investigadora Mabel Nava, ella dirige el programa de conservación de tortugas marinas de Bonaire (www.bonaireturtles.org). El trabajo de Mabel, y el de todo su equipo, es el de encargarse en el marcaje y remarcaje de las tres especies de tortugas marinas que llegan a la isla cada año, el monitoreo de sitios de anidación, captura y seguimiento de las especies con transmisiones satelitales. Sus trabajos se basan en la conservación de los ambientes utilizados por las tortugas marinas como sitios de anidación y de alimentación, playas, arrecifes y conservación de la hierba marina. Cuentan con un gran número de voluntarios que los ayudan en el monitoreo de más de 100 nidos de tortugas Carey, Verde y Caguama cada año.


Bonaire ha incursionado en un novedoso programa de restauración de corales llevado a cabo por la Coral Restoration Foundation, el único de su tipo en todo el Caribe y se hace por medio de la instalación de granjas de corales cultivando corales del tipo de cuernos de venado y de cuernos de alce. En dos sitios se ha implementado este exitoso proyecto, uno de la isla de Klein y el otro tiene lugar en el arrecife del Buddy Dive Resort, el cuál es el utilizado para capacitación de los investigadores y para mostrar el proyecto a los visitantes y huéspedes del resort. En nuestra visita fuimos guiados por el buzo instructor Jaime “Jimmy”  Meneses, y realmente es extraordinario este proyecto. Si desean conocer más a fondo sobre las granjas y restauración de corales pueden visitar su página web: www.coralrestoration.org.


Turismo en Bonaire


La isla de Bonaire se encuentra muy posicionada dentro del mercado de los buzos, tanto que está entre los cinco destinos más importantes de buceo del Planeta y el más importante en el Caribe. Todo su desarrollo e infraestructura turística gira en torno a los amantes de esta actividad submarina. Se puede decir con toda certeza que Bonaire vive del turismo de buceo, posee las condiciones naturales perfectas y una muy bien desarrollada cultura del buceo, lo que coloca a esta isla como la “capital del buceo de orilla” del mundo. Ofrece maravillosos sitios de buceo, naufragios, gran diversidad de fauna marina, distintas profundidades, visibilidad entre los 18 y 30 metros, todas estas condiciones perfectas para todo tipo de buceo, tanto para el de entretenimiento, como para los más técnicos y profesionales.


Al sumergirse en sus aguas cristalinas, la sensación es que se estuviera en una enorme piscina llena con la más diversa variedad de peces del Caribe, suspendidos en el aire y rodeados de un ambiente de azules infinitos que invitan a relajarse durante toda la inmersión. No es necesario tener que ser un experto, cualquier nivel de certificación es suficiente, en Bonaire existen más de 60 puntos de buceo y se puede ingresar las 24 horas del día. Es un verdadero paraíso del buceo.


Los sitios de buceo son muchos y la mayoría desde la orilla, esto hace que se pueda bucear en cualquier lugar, de manera económica y a cualquier hora del día o de la noche. Basta con alquilar un vehículo, acatar las normativas del Parque Marino para la conservación del mismo y pagar una cuota anual de $25 para comenzar a bucear y vivir la más maravillosa experiencia bajo del agua. Según tu nivel de instrucción necesitarás un guía dive master o instructor, y estarás listo para empezar a disfrutar de Bonaire y sus profundidades. Los sitios de buceo más cotizados del mundo se encuentran a nuestro alcance, con solo transitar la costa de Bonaire, estacionarse al lado de las piedras amarillas que demarcan los sitios de buceo y sumergirse a través de las boyas que están en el agua.


Son decenas de sitios en Bonaire donde se puede bucear, cada uno tiene sus características, su fauna característica y sus límites para realizarlo de forma segura. La próxima vez que pienses en buceo, recuerda que frente a Venezuela en el sur del Caribe esta uno de los TOP 5 del mundo, reúne un grupo de amigos, puedes informarte a través de las operadoras de buceo o de la Corporación de Turismo de Bonaire.


Pero Bonaire ofrece mucho más que su vida marina y fantásticos paisajes subacuáticos y su facilidad para la práctica del buceo. Bonaire resguarda muchos otros maravillosos tesoros que son dignos de explorar y descubrir, y está apuntando a atraer otros tipos de mercados. Muchas otras opciones podemos encontrar en esta isla. El windsurf y el kitesurf son los deportes más practicados después del buceo. Bonaire también ofrece otras actividades como extraordinarias rutas para bicicletas montañeras y trekking, kayak en sus cristalinas y tranquilas aguas, rapel y la observación de aves, entre muchas otras.


Una de las actividades que más nos sorprendió fue la exploración de cuevas, una experiencia inolvidable el visitar las cuevas secas y húmedas, donde se sorprenderán por la belleza de sus formaciones de estalactitas y estalagmitas, fósiles marinos y el nadar por ríos subterráneos de aguas claras y azules. Para esta increíble aventura deben contactar a Leo Hoogenboom, propietario y guía de la operadora Flow Bonaire (www.flowbonaire.com). Leo es un excelente anfitrión y guía con mucho conocimiento y experiencia, les explicará todo sobre las cuevas, sobre las ocho especies de murciélagos que viven en ellas y el importante papel que estos juegan en el equilibrio del ecosistema ya que son los principales agentes polinizadores de la isla. Además, Leo practica “freediving” y la experiencia junto a él en la cueva húmeda es fascinante. El freediving o buceo libre (apnea) está tomando un gran auge en Bonaire gracias el record mundial venezolano Carlos Coste que encontró en esta isla su sitio de trabajo para impartir clases de apnea y promocionar esta actividad en el Caribe.


Con respecto al alojamiento, Bonaire cuenta con un gran abanico de opciones para todos los gustos, muchas opciones de hospedaje para familia, grupos, amigos o parejas se consiguen en todas las categorías, tanto para estancias cortas de tres o cuatro días como para estancias largas de dos semanas o meses. Hoteles lujosos y de categoría media, resorts, villas privadas, apartamentos o posadas se consiguen por toda la isla. La mayoría de los alojamientos cuentan con sus propias operadoras de buceos y centros de actividades acuáticas. Para los que desean salir en la noche pueden encontrar en Kralendijk una gran variedad de restaurantes, bares y pubs frente al mar y con total seguridad, los días viernes y sábados en las noches la vida nocturna es muy movida.
No nos queda más que invitarlos a conocer esta maravillosa isla que se encuentra muy cerca de Venezuela y descubran por sí mismos los tesoros naturales y la gran hospitalidad y calor humano de sus habitantes.


¿Cómo llegar a Bonaire?


Por Insel Air
Reservaciones en Caracas:
Av. Libertador, Multicentro Empresarial del Este. Torre Libertador. Núcleo A, Piso 4, Oficina A-43.
Teléfonos: +58 212 264 6296  /  2998
Website: http://www.fly-inselair.com/es


¿Dónde alojarse?


Queremos recomendar a los siguientes hoteles ya que fueron visitados por nosotros y constatamos de primera mano la calidad y buen servicio que ofrecen, agradecemos mucho la buena atención que nos brindaron. Cualquiera de estos hospedajes se adaptará a tus requerimientos y exigencias: Hotel Eden Beach Bonaire (www.edenbeach.com), Harbour Village Bonaire (www.harbourvillage.com), Buddy Dive Resort (www.buddydive.com), Plaza Beach Resort Bonaire (www.plazabeachresortbonaire.com), Divi Flamingo Beach Resort and Casino (www.diviresorts.com), Sun Rentals Bonaire (www.sunrentalsbonaire.com).


¿Dónde comer?


En cuanto a gastronomía, Bonaire ofrece tanto su comida típica caribeña como también un alto nivel en cocina. En su capital Kralendijk, como en los hoteles, se encuentran restaurantes con muy buena comida nacional e internacional. Reconocidos chefs encontraron en Bonaire el lugar perfecto para deleitarnos con su exquisita cocina. Recomendamos especialmente el Restaurant  At Sea que ha sido catalogado como el mejor restaurant de las islas del Caribe (www.atseabonaire.com). Otros excelentes lugares de gran nivel para comer son el Restaurant Bistro de París (www.bistrodeparis.com) ubicado en el Harbour Village Marina y el It Rains Fishes (www.itrainsfishesbonaire.com) situado en un privilegiado lugar frente al mar y en la zona más comercial de Kralendijk.


Agradecimientos


Queremos muy profundamente agradecer a la Oficina de Turismo de Bonaire por la invitación y organización de este espectacular viaje, en especial a Yasmin Pérez (Directora Regional), Maribel Arcia (Oficina de Bonaire en Caracas), Ethsel Pieternella (Director General), Malinda Hassell (Gerente de Mercadeo) y a nuestro guía Rolando Marin por su paciencia, entrega, profesionalidad y hacernos sentir como en casa. Agradecemos también a Insel Air por el traslado aéreo a Bonaire y al Hotel Eden Beach por brindarnos el alojamiento y comidas, debemos destacar el excelente servicio y calidad de este hotel, muy recomendado.

 

Contactos de la Oficina de Turismo de Bonaire en Caracas
Flamingo Representaciones.
Teléfono: +58 – 212 – 9534653
E-mail: southamerica@tourismbonaire.com
Website: www.tourismbonaire.com

 

Artículo por: Alberto Blanco Dávila y Gaby Carías Tucker

 


Los sapitos arlequines: esfuerzos para su conservación
Los sapitos arlequines: esfuerzos para su conservación
El Gato de Monte y la Onza
El Gato de Monte y la Onza
La Bioacústica
La Bioacústica

Fotografías e historias de nuestros lectores


PADI
Alfer rioverde