Iniciar Sesión / Compra de Revistas
Correo:
Contraseña:
¿Olvidastes tu contraseña?
¿Aún no tienes una cuenta? Suscríbete
Cabañas de Playa Medina / Fotografía: Alberto Blanco
  • 1
  • 2
  • 3

Playa Medina

Álvaro Montenegro

 

Playa Medina es unos de los destinos turísticos de Costa más impactante de Venezuela, esto se debe gracias a su bahía de aguas color esmeralda, sus característicos gigantes cocoteros, su suave arena y sus escarpadas montañas que fungen de guardianas de un edén que no está perdido y espera por ti.

 

Paria, dónde la selva se encuentra con el mar. Medina, unas cabañas en una playa perfecta.

 

Playa Medina es una de esas playas de Venezuela que parece sacada de una tarjeta postal. Yo siempre digo que es tan perfecta que parece de mentira, como si la hubiesen pintado en un lienzo. Es que la naturaleza y la selva exuberante que la rodea, el ambiente tan verde que la envuelve y la tranquilidad serena que sólo la naturaleza otorga, están presentes en cada rincón de Playa Medina para el disfrute de los amantes de los ecosistemas tropicales, situada en la hermosa región montañera de la Península de Paria en el estado Sucre.

 

Visualiza una bahía relativamente pequeña sin olas, bañada por aguas color verde esmeralda y una franja de arena fina bien ancha. Lo más impresionante es la enorme cantidad de palmeras altísimas, robustas y frondosas que abundan en el lugar. Uno se topa con alguna palmera cada dos metros aproximadamente, se puede decir que Medina es una playa totalmente sombreada, exceptuando la franja arenosa. En los extremos de la bahía dos paredes de rocas escarpadas entran casi verticalmente al mar, protegiendo la costa como vigilantes celosas de la tranquilidad de la playa. Un peñón en medio del mar a unos cien metros de la bahía, termia de dibujar este escenario imponente de playa de ensueño. El cuadro es bien parecido a lo que me imagino como el paraíso terrenal. Sin duda, playa Medina es una de las playas más hermosas de Venezuela.

 

En la punta oeste de la bahía, al borde del agua, se encuentra una posada delicada y preciosa que parece sacada de un cuento de hadas. Entre los cocoteros, rodeadas de grama china y trinitarias, hay ocho cabañas rústicas, pero muy cómodas, con techos altos de tejas y paredes que parecen de adobe. Las casitas tienen pisos de terracota, muebles rústicos, un corredor frontal con hamacas y la mejor vista sobre la playa que se pueda desear. Las grandes tienen dos niveles y dos habitaciones con capacidad para seis personas. La habitación del piso alto tiene aire acondicionado y la de abajo ventilador. Hay otras cabañas con capacidad para tres persona, estas tienen ventilador en el cuarto. Todas ofrecen agua caliente para ducharse.

 

En un extremo de la posada hay una churuata muy agradable y abierta sobre la playa que sirve de comedor y mirador a la vez. Parece colocada allí como para terminar los contornos de un dibujo hecho con perfecta sencillez.

 

Parado en la arena de la posada uno se asombra con la línea abrupta y quebradiza de las costas de la península de Paria, con la cantidad de peñeros repletos de pescadores surcando el horizonte imperturbable del mar Caribe y con las colinas ondulantes repletas de vegetación, que parecen querer adentrarse en lo más profundo del océano.

 

Caminando por la orilla de la playa, alejándose de la posada, debajo de la sombra de los cocoteros, hay una hilera formada por medio centenar de quioscos con techo de paja que sirven para la estadía de los turistas que vienen por el día. Todo el lugar es precioso, sobre todo entre semana y fuera de temporada alta cuando no hay casi nadie.

 

La posada Medina representa un lujo invalorable por estar ubicada en uno de los ecosistemas playeros más bellos de Venezuela. Hay que visitarla por lo menos una vez en la vida para querer aún más a nuestro bello país.

 

 

CÓMO LLEGAR:

 

Desde Caracas se toma la autopista vía oriente, se pasa Barcelona, Puerto La Cruz, Cumaná, Carúpano y se sigue a Río Caribe. De Río Caribe se recorren unos 26 kilómetros por la carretera hacia Güiria y se llega a la licorería Plan IV, allí se toma a la izquierda por una carretera de tierra medio mala y, después de recorrer 11 kilómetros muy despacio, se darán cuenta que si valió la pena el viaje.

           

También se puede ir por aire hasta Cumaná en la Venezolana, teléfono 0-501-836.396.526, www.ravsa.com.ve, y tomar a un taxi hasta playa Medina.

 

DÓNDE ALOJARSE:

 

En la Posada Medina, teléfono: (0294)331.52.41, www.ecoposadasdelmar.com. Es la única opción de alojamiento en playa Medina.

 

DÓNDE COMER

 

En la posada se come muy bien, no se tiene que salir de allí para nada.

 

NO OLVIDES:

 

Mucho protector solar, sombreros, trajes de baño de sobra, lentes de sol y llevarte un libro clásico como Madame Bovary, de Gustave Flaubert. Lo disfrutarás muchísimo más en la naturaleza tierna de playa Medina. Visita la fábrica de chocolates “Bukare”, en la carretera Río Caribe – Güiria, para que compres chocolate artesanal preparado con el mejor cacao del mundo.

 

 

www.alvaromontenegro.com

@alvaromont

 


Mare

Libro Para Colorear


JumbOk