Iniciar Sesión / Compra de Revistas
Correo:
Contraseña:
¿Olvidastes tu contraseña?
¿Aún no tienes una cuenta? Suscríbete
Rana Arlequín / Fotografía: Oswaldo Fuentes Ramos

La Rana Arlequín de la Costa de Venezuela

Oswaldo Fuentes Ramos

 

Cuando pude observar por primera vez una auténtica joya de la naturaleza y más aun de nuestra fauna venezolana realmente me quedé muy impresionado, me  refiero a la rana arlequín Atelopus cruciger, esa primera vez, fue en un frasco con alcohol en la colección de herpetología del Museo de Ciencias Naturales de Caracas, eso fue por los años 1990 cuando pregunté “donde puedo observarla” la mirada de las personas que estaban allí era realmente de tristeza, a mi asombro de las miradas no dudé en preguntar, su respuesta fue que no se observan desde el año 86 en sus localidades de distribución. En los años posteriores luego de poder observar en las colecciones de anfibios y reptiles de casi todos los museos de Venezuela, la cantidad tan impresionante de ejemplares colectados me cuestioné el porqué de la necesidad de colectar tantas especies dentro de una misma localidad, me refiero a frascos con más de 20 a 30 ejemplares juntos, realmente valió la pena estas colectas que considero excesivas y lamentables.

 

Ya sabemos hoy en día que los anfibios son considerados importantes indicadores de la calidad ambiental y en el pasado reciente se ha detectado una severa declinación poblacional de varias especies, en particular del género Atelopus. Desde el año 1980 se está registrando un dramático declive en las poblaciones de anfibios de todo el mundo, caracterizado por colapsos en las poblaciones y extinciones masivas localizadas.

 

En el año 1993 las poblaciones de más de 500 especies de ranas y salamandras de los cinco continentes presentaban un declive en su población. El declive anfibio está afectando a miles de especies en todo tipo de ecosistemas alrededor del mundo, por lo cual se lo ha catalogado como una de las amenazas más críticas a la biodiversidad global y un indicador de que nuestro hogar “la tierra” está cada vez más contaminada.

 

Los declives y extinciones masivas en las poblaciones de anfibios son un problema global con causas locales complejas, dado que la mayoría de los anfibios están expuestos tanto a hábitat terrestres como acuáticos, y dado que su piel es altamente permeable, se piensa que los anfibios pueden ser más susceptibles a causas como: incrementos en los índices de radiación ultravioleta (consecuencia de la debilitación de la capa de ozono atmosférico), nuevos depredadores en los ecosistemas actuales (especies introducidas), fragmentación y destrucción de hábitat, toxicidad y acidez ambiental, enfermedades emergentes, cambios climáticos, e interacciones entre estos factores.

 

Inicialmente, los reportes sobre el dramático declive anfibio no fueron tomados en cuenta por toda la comunidad científica, algunos científicos argumentaban que las poblaciones de animales, como la de los anfibios, varían con el tiempo. Hoy se ha consensuado que han ocurrido alarmantes declives en las poblaciones de anfibios de todo el globo, y se espera que los declives continúen aumentado e incluso se estima la extinción total de los anfibios para el año 2050.

 

Los Atelopus es un género de la familia de los bufónidos distribuido de Costa Rica a Bolivia y a la Guayana Francesa. Los Atelopus son unos pequeños sapos (a veces llamados ranas arlequines) que se caracterizan por presentar coloraciones llamativas (aposemáticas) o de advertencias; además de poseer altas concentraciones de toxinas en la piel.

 

En el Neotrópico hay 96 especies de Atelopus descritas, en los Andes de Venezuela han sido identificadas siete (7) especies de Atelopus hasta el presente (Atelopus carbonerensis, A. chrysocorallus, A. mucubajiensis, A. oxyrhynchus, A. pinangoi, A. sorianoi y A. tamaense) en ambientes de selva nublada y páramo, entre los 1500 y 3500 metros de altitud y dos (2) especies para la cordillera de la costa, A. cruciger y A. vogli. Todas se encuentran muy amenazadas.

 

En 1998, siguiendo las muertes de ranas a gran escala los equipos de investigación en Australia y América Central, llegaron a resultados idénticos: una especie de hongo patógeno llamado Batrachochytrium dendrobatidis.

 

Hoy se sabe que muchas de las extinciones de anfibios en Australia y las Américas están ligadas con este hongo, el cual pertenece a una familia de saprobes conocida como chytrids que por lo general no son patógenas.

 

Esta enfermedad causada por Batrachochytrium dendrobatidis es llamada quitridiomicosis. Las ranas infectadas con esta enfermedad generalmente muestran lesiones en la piel e hyperkeratosis, y se cree que la muerte es causada porque el hongo hace imposible que los anfibios puedan respirar a través la piel. El tiempo desde la infección hasta la muerte se ha calculado en 1 o 2 semanas en pruebas experimentales.

 

De ser animales abundantes en el pasado reciente (hace 15 a 30 años), hoy en día, se desconoce alguna población superviviente de Atelopus en los Andes Venezolanos. Esta situación ha hecho suponer la extinción de estos sapitos por parte de algunos investigadores. El Libro Rojo de la Fauna de Venezuela incluye a todas las especies de este género dentro de las dos categorías de mayor amenaza de extinción: "En Peligro Crítico" y "En Peligro". Así mismo, las últimas estimaciones del GAA (Global Amphibian Assessment), la cual soy miembro, clasifica a todos los Atelopus de Venezuela en la categoría "En Peligro Crítico".

 

Para mi alegría final, les envío esta foto que hice en el año 2009, con la compañía de dos grandes colegas y herpetólogos, Cesar Barrio A. y Philippe Kok, esta foto fue parte de un reportaje increíble sobre esta población relicta que está distribuida actualmente en los ríos de la costa del estado Aragua y que lamentablemente no se pueden dar datos sobre esa población, el fin de esto, es para que quede lo mas aislada posible, protegida y en secreto, actualmente se está investigando in situ la presencia de este hongo y lo lamentable de toda esta historia, es que estas poblaciones han dado positivo en la prueba de la quitridiomicosis.

 

Aquí les dejo un Link donde se pueden descargar gratuitamente la mini guía sobre los Atelopus Neotropicales, publicada por (C.I.) Conservation International:

 

Fotografía e historia: Oswaldo Fuentes Ramos

http://www.atelopus.com/uploads/pdf/atelopus_miniguia.pdf  


30 Aniversario de Provita
30 Aniversario de Provita
Serpientes
Serpientes
RÍO VERDE TOMA LA VEGA
RÍO VERDE TOMA LA VEGA

Fujifilm

Fotografías e historias de nuestros lectores

Casa HELLMUND