Iniciar Sesión / Compra de Revistas
Correo:
Contraseña:
¿Olvidastes tu contraseña?
¿Aún no tienes una cuenta? Suscríbete
Afloramiento rocoso en los Llanos de Apure / Fotografía: Walter Otto

Paisajes milenarios

Ruben Soffer / Walter Otto

 

 

En agosto del 2010 hicimos un viaje hacia el bajo Apure para conocer los llanos inundables del Orinoco ya que siempre habíamos ido durante época de sequía o verano.

 

Recorrimos  una extensa  zona  en lancha atravesando las sabana sentre los ríos Apure,  Arichuna y Arauca que represados por el gran Orinoco se desbordan e inundan esta región llegando a alcanzar las aguas hasta 6 metros de profundidad. Toda la sabana se convierte en un inmenso mar de agua dulce cubierto en gran medida por plantas herbáceas que crecen sorprendentemente hasta la superficie tantos metros como sea necesario para sobrevivir a la inundación. 

 

Todo lo que veíamos a nuestro alrededor era de una belleza extraordinaria,  pero lo mas interesante de todo fue que hacia el medio día del primer día de recorrido, ya nos  encontramos sorpresivamente  con una  colina de rocas graníticas de aproximadamente  100 mts  de altura  en medio del paisaje inundado  creando un cuadro fotográfico poco creíble:  una  isla  en pleno llano apureño. 

 

Nos causó sorpresa encontrar una formación de rocas  en una  zona de origen netamente sedimentario pero rápidamente  recordamos el hecho de que estábamos apenas distantes unas decenas de kilómetros del Macizo Guayanés que se encontraba hacia el Este al otro margen del Orinoco. En efecto al subir a la cima de nuestra “isla” a los lejos, al fondo de la brumosa atmósfera, se perfilaban la Serranía de Parguasa y la Sierra de La Cerbatana, formaciones graníticas de origen precámbrico del Nor Occidente Guayanés en el estado Bolívar.

 

La formación de rocas sobre la que estábamos resultó ser el cerro Cargüata el cual  ubicamos observando atentamente los mapas a escala 1:100.000 en los que nos percatamos de la existencia  de  12  pequeños círculos de curvas de nivel  que  indicaban  la presencia  de cerros entre 40  y  100 metros de altura  que por su  pequeño tamaño  no aparecen en los mapas geológicos, pero de gran importancia a la geología dado que están entre las formaciones de rocas más antiguas del planeta. Viajamos luego mas hacia el sur y llegamos a otro de estos afloramientos llamado por los lugareños “Cerro  Pedrote”, de gran belleza  por el conjunto de rocas y árboles  que forma  en medio de las aguas  de la sabana inundada. 

 

Todos esos   pequeños afloramientos  emplazados cerca  del vértice que forman los ríos Apure y Orinoco geológicamente forman parte del Grupo Cuchivero constituido en términos generales por  rocas  graníticas  del precámbrico  de  aproximadamente 1.600 millones de años, que además presentan superpuestos pequeños restos de rocas de  arenisca del Grupo Roraima de más de 3.000 millones de años como en efecto los vimos en el  tope del Cerro Cargüata.

 

Este es otro caso de lo notable y extraordinario  de los paisajes de Venezuela. En un mismo lugar nos encontramos rocas que están entre las mas  antiguas del planeta, y al lado las formaciones sedimentarias mas recientes que están en pleno proceso de acumulación. El ahora y el pasado extremos que se unen para formar un paisaje de gran belleza y significado.

 

Las imágenes la tomamos  con una cámara  Nikon  D5000 con  lente NIKON  70-300  

 

Fotografía: Walter Otto

Historia: Ruben Soffer


30 Aniversario de Provita
30 Aniversario de Provita
Serpientes
Serpientes
RÍO VERDE TOMA LA VEGA
RÍO VERDE TOMA LA VEGA

Fujifilm

Fotografías e historias de nuestros lectores

Casa HELLMUND


PADI
Alfer rioverde