Iniciar Sesión / Compra de Revistas
Correo:
Contraseña:
¿Olvidastes tu contraseña?
¿Aún no tienes una cuenta? Suscríbete
Figurinas Prehispánicas de Los Roques / Fotografía: Javier Mesa

Los Secretos de la Concha Reina

Ma. Magdalena Antczak & Andrzej Antczak

 

Nuestras investigaciones arqueológicas revelaron que hace casi 1000 años, las pequeñas y arenosas islas coralinas del archipiélago de Los Roques vibraban con acción, resonaban con voces de gente y sonidos de flautas, maracas y silbatos. Los intrépidos y audaces navegantes del Caribe Meridional invistieron estas islas con significados cuyo entendimiento ha perturbado nuestras mentes desde el inicio de nuestras instigaciones. Las excavaciones sistemáticas revelaron la presencia de centenares de figurinas que los amerindios transportaban consigo desde el continente, además de alimentos y numerosos otros artefactos de cerámica, piedra y hueso. ¿Qué función tenían las figurinas? ¿Qué papeles jugaban en la vida cotidiana de los remotos campamentos insulares, alejados de las aldeas permanentes y tierras ancestrales?

 

Te invitamos hacer la empatía con los visitantes prehispánicos de la isla Dos Mosquises y explorar el mundo insular por ellos habitado, experimentado y cargado con múltiples significados. Esperamos que este texto sea tan solo un aperitivo que te incentive a conocer más sobre el fascinante mundo de la arqueología prehispánica de Los Roques, revelado y reconstruido por los arqueólogos. 

 

VESTIGIOS DEL PASADO

 

Hoy en día, la belleza escénica de los paisajes naturales del archipiélago de Los Roques atrae oleadas de visitantes nacionales e internacionales quienes se deleitan con las playas de arena blanca, las aguas cristalinas de diferentes tonalidades de color turquesa y las espectaculares puestas del sol. En este paisaje insular, en varios cayos emergen enormes amontonamientos de conchas ennegrecidas por la acción del tiempo. Se trata de la Concha Reina, el gran caracol marino cuyo nombre científico es Strombus gigas y que en Venezuela comúnmente se denomina botuto, guarura o vaca. Aquellas de las conchas que cerca de su ápice tienen una abertura redonda, son los vestigios de actividades de los tiempos prehispánicos, relacionadas con la obtención de la carne de este molusco. Sin embargo, otras actividades vinculadas con estas conchas involucraban el uso de las figurinas o pequeñas estatuas humanas en cerámica. ¿Qué relación puede existir entre una figurina y una concha de botuto? Para responder a esta pregunta, debemos empezar la narración desde el principio.

 

LOS INTREPIDOS NAVEGANTES

 

Hace casi 1000 años, las pequeñas y arenosas islas oceánicas del archipiélago de Los Roques, vibraban con acción, resonaban con voces de gente y sonidos de flautas, maracas y silbatos. Esta gente eran los habitantes de la tierra firme venezolana que vivían permanentemente en la costa centro-occidental y en la cuenca del Lago de Valencia quienes se atrevieron a cruzar 135 km de alta mar remando a Los Roques en canoas monóxilas, en una travesía de no menos de 48 horas de duración.

 

Los primeros quienes arribaron a Los Roques al comienzo del segundo milenio de nuestra era eran los portadores de la cerámica Ocumaroide. Los Ocumaroides eran agro-alfareros y pescadores provenientes de las bahías de la costa central de Venezuela. Al llegar a Los Roques los Ocumaroides escogieron para su asentamiento la pequeña isla Domusky Norte y en la Boca de Sebastopol. Venían en grupos familiares y explotaban una amplia gama de recursos naturales, predominantemente el botuto. Traían consigo recipientes y budares de cerámica, herramientas de piedra, granos y/o tubérculos y algunos adornos personales. También traían pequeñas figurinas humanas toscamente elaboradas en cerámica, representaciones tanto de hombres como de mujeres.

 

Alrededor del año 1300 D.C. el campamento Ocumaroide en Domusky Norte fue abandonado y al mismo tiempo en la adyacente isla Dos Mosquises instalaron su campamento multifuncional los portadores de la cerámica Valencioide. Los datos arqueológicos sugieren que los Valencioides fueron ‘introducidos’ a Los Roques por los Ocumaroides. Los nuevos visitantes eran los más cercanos vecinos continentales de los Ocumaroides y al parecer representaban sociedades de una organización más compleja que la de los Ocumaroides. Los Valencioides tomaron el liderazgo de la empresa insular y comenzaron la exploración sistemática del archipiélago. Ambos grupos humanos convivían en el campamento en Dos Mosquises y cooperaban para alcanzar el éxito de una empresa común.

 

Durante los viajes que se repetían hasta la época de la Conquista, los Valencioides convirtieron las islas oceánicas en zonas económicas de extracción y procesamiento de recursos marinos poco comunes en la costa continental, principalmente el botuto, la sal, las tortugas y los peces de arrecife. Dichos recursos fueron exportados desde las islas hacia la Cuenca del Lago de Valencia por medio de los intermediarios establecidos en los pueblos costeros. 

 

Por: Maria Magdalena Antczak y Andrzej Antczak

mmantczak@gmail.com


30 Aniversario de Provita
30 Aniversario de Provita
Serpientes
Serpientes
RÍO VERDE TOMA LA VEGA
RÍO VERDE TOMA LA VEGA

Fujifilm

Fotografías e historias de nuestros lectores

Casa HELLMUND


PADI
Alfer rioverde